La Unión Europea quiere terminar con el roaming

Domingo, 05 Julio 2015 21:00

 

Desde el 15 de junio de 2017 la Unión Europea (UE) eliminará el cobro de las tarifas de roaming y los usuarios pagarán un precio idéntico para las llamadas, SMS y datos móviles, cuando estén en cualquiera de los países que la conforman.

El acuerdo provisional alcanzado con el Parlamento Europeo sobre las nuevas normas en los costos de la telefonía móvil, incluye salvaguardar un acceso abierto a internet, también conocido como neutralidad en la red.

Según la página web del Consejo de la Unión Europea (www.consilium.europa.eu), así se daría la medida, que aún debe ser confirmada por los Estados miembros.

Eliminación de las tarifas de roaming a mediados de 2017

Con arreglo a dicho acuerdo los recargos en roaming en la Unión Europea se suprimirán a partir del 15 de junio de 2017. No obstante, los proveedores de itinerancia podrán aplicar una política de uso leal con el fin de impedir el uso abusivo de ésta. Ello incluirá la utilización de servicios de roaming con fines distintos a los relativos a viajes periódicos.
Se introducirán salvaguardias para atender la recuperación de costes por parte de los operadores. Las tasas se reducirán a partir del 30 de abril de 2016, cuando los límites de los precios minoristas se sustituirán por un recargo máximo de 5 céntimos de euro por minuto para llamadas, 2 céntimos de euro para mensajes de texto y 5 céntimos de euro por megabytes de dato.

Neutralidad en la red

Con arreglo a las normas para la UE sobre una internet abierta, los operadores deberán tratar de la misma forma la totalidad del tráfico cuando presten servicios de acceso a internet. Podrán utilizar medidas de gestión del tráfico razonables. Únicamente se permitirá el bloqueo o estrangulamiento de servicios en una serie limitada de circunstancias, por ejemplo para combatir ataques informáticos o impedir congestiones del tráfico. Se permitirán acuerdos sobre servicios que exijan un nivel específico de calidad, pero los operadores deberán garantizar la calidad general de los servicios de acceso a internet.

La Presidencia informará a los embajadores de los Estados miembros sobre el resultado del diálogo tripartito final en el Comité de Representantes Permanentes del 30 de junio, para que el acuerdo se convierta en legislación.