Creen que habrá 200 millones de líneas 4G en 2019 en América Latina

Miércoles, 27 Mayo 2015 21:00

La organización “4G Américas” que reúne a los principales proveedores de servicios de telecomunicaciones de las 49 redes que actualmente ofrecen servicios comerciales con tecnología 4G en América Latina y el Caribe, asegura que en poco más de tres años habrá unas 200 millones de líneas en la región.

Según declaraciones de su director para América Latina y el Caribe, José Otero: “la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) sugirió asignar 1.300 MHz de espectro radioeléctrico para servicios móviles a la región”. El año pasado, Argentina, Chile y Brasil adjudicaron 700 MHz de espectro.

Actualmente, Argentina cuenta con 370 MHz de frecuencias asignadas, frente a los 542 MHz de Brasil, los 465 MHz de Chile y los 412 MHz de Colombia. Desde la organización, también resaltaron que es muy importante que exista una cooperación entre los operadores privados y los gobiernos de cada país, para que la disponibilidad de la tecnología se haga efectiva y agregaron: “hay que invertir en lo fijo, para que lo inalámbrico funcione”, haciendo referencia al reemplazo de los cables de cobre por fibra óptica en la conexión de las antenas por tierra.

Al mismo tiempo, señalaron que la renovación del cableado, también será clave para la futura implementación de la tecnología 4G advanced, también conocida como LTE-A (LTE advanced), la cual indicaron que podría estar disponible para ser ofertado comercialmente después del 2020.
En ese sentido, señalaron que el uso de data móvil en América Latina en 2019, habrá crecido nueve veces con respecto a los números de 2013.

Hasta el momento, en América Latina solo Cuba, Salvador y Nicaragua no cuentan con planes que ofrezcan la tecnología 4G. Según el organismo, ésta tecnología rompió récords en el continente, en tiempo de adopción desde su lanzamiento en el mundo. A su vez, la entidad señaló que la tecnología acercó a Latinoamérica a la posibilidad de adquirir los últimos avances de la ciencia casi en simultáneo a Europa y los Estados Unidos.