La modificación en Ganancias fue oficializada

Miércoles, 06 Mayo 2015 21:00

 

Se oficializó la reducción del pago del Impuesto a las Ganancias a través de la resolución 3770 de la AFIP publicada en el Boletín Oficial. Las rebajas alcanzarían al 69% de los trabajadores que lo tributan y genera un incremento de entre el 3 y el 6% al sueldo de bolsillo, según el monto salarial que perciban. El beneficio es para la cuarta categoría, que incluye a todos los trabajadores o jubilados que cobran entre 15 mil y 25 mil pesos brutos.

La resolución señala que la modificación será retroactiva al 1° de enero de 2015 y remarca que los trabajadores deberán recibir la devolución del monto de los descuentos correspondiente de enero a abril, en cinco cuotas mensuales, iguales y consecutivas, a partir de junio. Dicha devolución deberá estar consignada en los recibos de sueldo como “Devolución Ganancias - R.G. AFIP N° 3770”.

Vale tener en cuenta que no se cambió el mínimo no imponible, ni el momento para el cual se toma, que sigue siendo el resuelto en el decreto 1242/13, que tienen en cuenta la mayor de las remuneraciones o haberes mensuales devengados en el período enero a agosto de 2013 y remarca que será realizado “aun cuando hubiere mediado un cambio de empleador”. La nueva disposición será efectiva exclusivamente para quienes hayan recibido en ese periodo una remuneración bruta mensual superior a la suma de 15 mil pesos y no superior a los 25 mil pesos.
Asimismo no se tendrá en cuenta para ese cálculo lo percibido como adicionales, tales como horas extras, bonos especiales y otros.

La nueva resolución estableció seis escalas de deducciones haciendo progresivo el beneficio según el salario percibido, teniendo como mayores beneficiarios a la categoría más baja. Esta escala se dará entre los salarios de 15 mil y 18 mil pesos; de 18 mil a 21; de 21 mil a 22 mil; 22 mil a 23 mil; entre 23 y 24 mil y de 24 mil a 25 mil pesos.

En tanto, sigue vigente lo establecido por el decreto de 2013, para que los trabajadores o jubilados con ingresos brutos inferiores a 15 mil pesos, en promedio entre enero y agosto de 2013, no paguen el impuesto. Y quienes quedaron en esa condición, seguirán exentos del pago del impuesto por más que sus salarios actuales estén por encima de los 15 mil pesos.

En tanto, los trabajadores cuyo salario bruto entre enero y agosto de 2013 se encontraban por encima de los 25 mil pesos, se les mantuvo entonces y se mantendrá ahora invariable el mínimo no imponible vigente desde 2011, que es de 7.517 pesos.