El primer transistor argentino para antenas de satélites y radares

Miércoles, 15 Abril 2015 21:00

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) y la Comisión Nacional de Energía Atómica logró desarrollar en el país el primer transistor capaz de ser utilizado en antenas de satélites y radares. Se trata de un componente que encaja en el Plan Espacial Argentino y que tiene como potenciales usuarios a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), Invap y otras empresas que desarrollan equipos de radiofrecuencia en telecomunicaciones, radares y satélites.

Su desarrollo está basado en el descubrimiento de un nuevo sistema de materiales en base al nitruro de galio y aluminio. Sus creadores aseguran que estos materiales permiten llegar a frecuencias más altas, logrando con solo dos transistores, el resultado que se obtiene utilizando un centenar de los anteriores.

Estos son transistores que ocupan un nicho específico, cada radar de última generación está compuesto por cientos o incluso miles de estos transistores que cumplen funciones de transmisión de gran cantidad de datos, en poco tiempo, con mucha potencia a muy alta frecuencia.
Se trata de un paso relevante en el de los componentes de radiofrecuencia de alta potencia, el cual es un sector comercial protegido. “El desarrollo surge de la necesidad de contar con transistores y amplificadores de alta frecuencia y potencia para aplicaciones en sistemas de comunicaciones terrestres y satelitales de fabricación nacional”, señaló a Pagina12, el jefe del laboratorio de microfabricación que funciona en el Centro Atómico Constituyentes, Juan Bonaparte. El investigador detalló que para algunas aplicaciones existen restricciones en la venta desde los países desarrollados hacia países en vías de desarrollo.

El primer transistor de radiofrecuencia argentino, es un componente estratégico para el Plan Espacial y las telecomunicaciones que fue desarrollado por investigadores que integran el nodo Nanotec, creado en el año 2008 para el diseño, fabricación y caracterización de micro y nanodispositivos para aplicaciones en salud, seguridad y el área espacial.
“Este tipo de proyectos tecnológicos aplicados a sustitución de importaciones es un aporte a la cadena de valor”, sostuvo Bonaparte. Mientras que el director científico del proyecto, Alberto Lamagna afirmó: “este prototipo a escala laboratorio es un primer paso hacia la independencia tecnológica en el campo de las telecomunicaciones para aplicaciones espaciales y para la defensa”.