Día Internacional de la No violencia contra las Mujeres

Jueves, 23 Noviembre 2017 21:00

El 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, quienes se habían rebelado contra el régimen dictatorial de Rafael Trujillo en República Dominicana. Y en reconocimiento a la valentía de esas mujeres y en defensa de los Derechos Humanos, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó esta fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Y en ese contexto ante la afirmación “la violencia es una conducta aprendida, una forma de vida y tiene que ver con la socialización”, nos preguntamos: ¿Qué tan real es esta afirmación? ¿Podríamos reaprender una vida sin violencia que permita modificar esa conducta?

A esa pregunta nuestra sociedad da la respuesta y asegura que mientras debatimos pareceres, siguen produciéndose femicidios.

La violencia es daño emocional y físico, esto es lo real, lo palpable, lo que viven las compañeras, en la calle, en la casa, en la vida de relación.

Muchas personas pretenden vivir bajo el sistema de dominación o son fieles a las creencias machistas, sexistas y religiosas fundamentalistas, por lo que ante determinadas situaciones reaccionan violentamente y matan.

La violencia de género extrema no se expresa solo en las parejas, en las calles o donde es agredida una mujer, la expresa también el Estado cuando no da respuestas jurídicas prontas y palpables en el corto plazo o no construye herramientas de ayuda. Porque miles de denuncias de mujeres se arrinconan en miles de expedientes que las revictimizan.
 
Muchas veces no se encuentran respuestas antes la violencia de género y ni la Justicia las da. En muchos casos hay personas que fueron condenadas o enviadas a un proceso legal en donde se les indica un tratamiento psicoterapéutico o psiquiátrico, pero la mayoría de ellas no padecen enfermedad mental o trastornos de personalidad, solo son violentas como forma de ejercer su dominio.

Todos somos parte de la solución de este flagelo y tenemos que trabajar para erradicar la violencia contra las mujeres. Por eso desde FOETRA le decimos NO a la violencia de género y seguimos acompañando a las mujeres en situación de violencia, ayudamos a reflexionar en cada lugar de trabajo, a compañerxs trabajadorxs telefónicxs y exigimos que el Estado tome medidas serías para erradicarla.