Uruguay cerca de la soberanía en telecomunicaciones

Lunes, 21 Agosto 2017 21:00

El primer cable submarino de fibra óptica que une Estados Unidos con Uruguay llegó a la ciudad de Punta del Este para completar la última etapa de su instalación. Para las autoridades “asegurará” la soberanía en telecomunicaciones del país suramericano y le permitirá ser proveedor internacional de Internet.


El cable llegó desde la ciudad brasileña de Fortaleza para completar el último tramo de un recorrido total de 12.000 kilómetros que se extiende hasta la localidad de Boca de Ratón, en Florida, Estados Unidos. “Es infraestructura para la soberanía, para el conocimiento y la generación de conocimiento es la mejor infraestructura para construir soberanía”, aseguró la ministra de Industria, Energía y Minería de Uruguay, Carolina Cosse. Por su parte, Andrés Tolosa, presidente de la empresa estatal de telecomunicaciones, Antel, dijo que este cable otorga a Uruguay una “soberanía e independencia brutal” y la capacidad de convertirse en proveedor internacional de acceso a Internet. “Desde Uruguay vamos a tener capacidad de vender a otras empresas de la región, de Argentina y Brasil y a partir de esos países a Chile y Paraguay”, manifestó el funcionario.


El proyecto del cable submarino comenzó a gestarse en 2012 y en 2014 se firmó el acuerdo entre Uruguay y la empresa estadounidense Google, lo que significó una inversión total por parte de Antel de 73,8 millones de dólares. El tramo desde Estados Unidos hasta Brasil ya se encuentra en funcionamiento y se espera que a finales de 2017 quede operativo el último tramo, de 2.000 kilómetros, mediante la conexión del cable que llegó a Uruguay. Desde la playa, el cable quedará tendido vía subterránea hasta un centro de recepción de otros sistemas que Antel tiene en esta región del sureste uruguayo.

Cosse aseguró que esta conexión: “va a repercutir en que los usuarios vean rebaja en su factura” de servicios de Internet pero que es algo que va más allá y que permite a Uruguay “sumarse a otros modelos de negocio, a otra ciencia y otra tecnología”.