Buscan garantizar la estabilidad laboral con un nuevo proyecto

Domingo, 15 Marzo 2015 21:00

 Un proyecto de ley, impulsado por el diputado nacional Hector Recalde, busca garantizar la estabilidad laboral en las empresas privadas evitando que se produzcan despidos injustificados. La medida pretende brindar herramientas judiciales a los trabajadores para que puedan defender sus puestos.

El expediente, que hasta el momento solo fue tratado en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, asegura que de la única manera que el empleador podrá cesantear a un trabajador, será ante alguna causa que justifique el despido o si por su edad está en condiciones de jubilarse.

Al mismo tiempo, señala que para obtener el beneficio de la denominada, “estabilidad absoluta”, el trabajador deberá tener una antigüedad mínima determinada dentro de la empresa, la cual quedará a criterio de lo que establezca cada convenio colectivo de trabajo.

Recalde prevé, en su proyecto de ley que el trabajador despedido injustificadamente, tenga 90 días para solicitar la nulidad de su cesantía a través del mecanismo judicial provisto por esta norma. Incluso la reglamentación le otorgaría al trabajador la posibilidad de exigir la reinstalación a su puesto.

En tanto, establece que en caso de que la Justicia declare la nulidad solicitada, el empleador deberá cumplir con los salarios que el trabajador dejó de percibir desde el momento de su despido, hasta ser reincorporado o indemnizado, si esta última fuera la opción elegida.

En caso que la empresa se niegue a devolverle su puesto, estará obligada a pagar el sueldo del trabajador hasta que éste se jubile, lo cual no invalida la posibilidad de que el operario pueda realizar tareas para otra compañía o por cuenta propia. Mientras que a su vez los jueces estarán habilitados para sancionar a la firma con multas en forma gradual y progresiva, por no acatar la orden judicial.

Vale remarcar, que el proyecto de ley presentado señala que en caso que el trabajador no se haya presentado a solicitar la nulidad del despido dentro de los 90 días establecidos, se tomará de hecho que optó por cobrar la indemnización.

Por otra parte, si el despedido sin justificación no reuniese los requisitos que marca el proyecto de ley, como por ejemplo la cantidad de años de servicio, no podrá solicitar la nulidad de la cesantía, pero sí tendrá derecho a percibir indemnización.