El satélite ARSAT-1 sigue dando buenas noticias

Domingo, 30 Noviembre 2014 21:00

El ARSAT-1 sigue su plan a la perfección. En este caso, finalizó con éxito el In Orbit Test (IOT), con que se testearon en órbita geoestacionaria todos los subsistemas del satélite. El procedimiento, que fue dirigido desde la Estación Terrena Benavídez por un equipo técnico integrado por personal de ARSAT e INVAP, ha permitido comprobar en vuelo que el primer satélite argentino de telecomunicaciones funciona correctamente.

De acuerdo con la información que suministró ARSAT, las pruebas en órbita arrojaron resultados positivos para el funcionamiento de todos los subsistemas del satélite: térmico, de potencia, de aviónica y de carga útil. En lo que hace a la plataforma, se probaron los equipos del módulo de servicios (computadora de abordo, unidad controladora de potencia, módulo de interfase), los sensores (estelares, de Sol y giróscopo), los actuadores (como las ruedas de inercia, que compensan el movimiento del satélite y colaboran con su estabilización) y los calentadores (que permiten, cuando el satélite no recibe luz solar, mantener su temperatura operativa, que va entre los 20 y los 40 grados centígrados).

También se probó en vuelo la carga útil. En una primera fase, se testearon los equipos nominales receptores de señal, amplificadores y transmisores. A posteriori, los equipos redundantes de recepción de comunicaciones (segunda fase) y de amplificación de señal (tercera fase). Luego se realizó el llamado mapeo de antena que, mediante leves movimientos en sentido Este, Oeste, Norte y Sur, modifica la “actitud” del satélite en relación a la Tierra (cuarta fase). Con esto, desde la Estación Terrena Benavídez se pudo también comprobar que la antena de comunicaciones tiene la potencia correcta requerida para la prestación de servicios a cualquier punto de nuestro país. Finalmente, hubo también fases especiales que arrojaron resultados positivos para otros testeos (de coaxiales, de guías de onda, etc.).

Al mismo tiempo, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) envió una carta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la que subraya que "son muy pocos los países que han alcanzado el grado de desarrollo tecnológico suficiente para lograr un proyecto de tal magnitud. Es por eso que la Unión Internacional de Telecomunicaciones celebra fervorosamente este logro".