Print this page

La ONU exige solidaridad con los refugiados sirios

Domingo, 13 Septiembre 2015 21:00

La Organización de la Naciones Unidas (ONU) solicitó a la totalidad de la Unión Europea que se integre a la reubicación de los refugiados sirios que llegan a Europa. Según el organismo, la postura de darle la espalada las personas que escapan de la guerra civil que no se detiene, “beneficia a las redes de traficantes de personas”.

La ONU asegura que en una estimación “muy preliminar”, se necesitará aumentar las plazas de reubicación, según expreso el alto comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres. La situación no parece que vaya a acabar pronto, lo que hace que cientos de ONG estén reclamando una “respuesta integral europea”. Aseguran que se trata de la peor crisis de refugiados desde la provocada por la II Guerra Mundial.

“La solidaridad no puede ser sólo la responsabilidad de algunos pocos miembros de la UE”, remarcó Guterres, al referirse al reparto propuesto por la Comisión Europea, en el que Alemania, Francia y España acogerían a más de la mitad de los 120.000 nuevos refugiados a los que dar asilo. Aunque ayer Alemania remarcó que reforzará a controlar sus fronteras para que la situación no desborde al país.

Los países más afectados por la crisis migratoria son, por una parte, Italia y Grecia, que actúan como puertas de entrada de la UE tras el cruce del Mediterráneo y Alemania, Austria y Suecia, que son los principales países de destino de los refugiados.

Por otra parte, en Argentina, el presidente de la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE), Federico Agusti, informó que fueron recibidos 90 refugiados sirios desde 2014, cuando se puso en marcha el “Programa Siria”, establecido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto a través de la Dirección Nacional de Migraciones. “Son 90 personas las que recibió el país. Cualquier persona en Siria puede ir al consulado argentino en Damasco y pedir ser aceptado en el programa como refugiado en argentina”, explicó Agusti, que detalló que el permiso otorgado es por un plazo de dos años. Y para poder solicitar el ingreso a nuestro país como refugiado, las personas deben tener “un lazo de consanguinidad” con un ciudadano argentino.