Pérez Esquivel pidió a los kelpers que reanuden el diálogo

Domingo, 12 Marzo 2017 21:00

 

El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel respondió al gobierno de las Malvinas, que hizo una advertencia a los dirigentes de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) que llegó a las Islas.

Pérez Esquivel, que encabeza el grupo, lanzó: “hay que dialogar son los isleños, no nos olvidemos que son alrededor de 1.300 de los 3.500 habitantes de las islas. Acabamos de recibir una carta del gobierno colonial, donde dice que hay que respetar los derechos de los isleños. Lógicamente que hay que respetarlos, pero vamos a tratar de abrir un diálogo”.

El Nobel de la Paz en 1980 se refirió, así, a una carta abierta que el gobierno de las Islas Malvinas dirigió a la CPM y que publicó el periódico malvinense Penguin News ayer y que Clarín anticipó en Buenos Aires.

La misma señalaba a los 14 dirigentes que viajan, entre ellos el Padre Pepe y la Madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas: “Como individuos, y como una organización que ha sido reconocida y celebrada por llevar adelante la causa de los derechos humanos, esperamos que durante su permanencia no pasen por alto los derechos de los propios isleños de las Falklands”.

En la misiva dirigida a la comisión integrada, entre otros, por Pérez Esquivel, Cortiñas y el Padre Pepe, se subrayó: “Aprovechamos la oportunidad para recordarles nuestro derecho fundamental a la autodeterminación, tal cual está entronizado en la Carta de Naciones Unidas, y los 35 años de intentos por parte del gobierno de la Argentina de ignorar nuestros derechos como pueblo y de socavar nuestra forma de vida”.

El objetivo de la comitiva de la Comisión Provincial de la Memoria, es llevar un mensaje de diálogo, en el marco del inicio de los 35 años de la guerra angloargentina, el próximo 2 de abril. Pero los isleños ya le marcaron su posición, siempre adversa a cualquier cambio de estatus respecto a la Argentina, pidiendo en la carta abierta que se respete su “autodeterminación”.

El padre Pepe, quien tiene intenciones de ir a rezar tanto al cementerio donde están enterrados los soldados argentinos (ubicado en Darwin) y al que están enterrados los soldados británicos (en San Carlos) dijo que el Papa Francisco estaba al tanto de este viaje.