Juzgados en Bahía Blanca

Lunes, 10 Octubre 2016 21:00

Bahía Blanca comienza a vivir su cuarto proceso por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura a 37 imputados. En el aula magna de la Universidad Nacional del Sur que en 1975 albergó a los matones de la Triple A contratados como empleados de “seguridad”.

La lista incluye a ex miembros del estado mayor del Cuerpo V de Ejército y de la VI Brigada de Infantería de Neuquén, a espías del Destacamento de Inteligencia 181, ex policías de la Bonaerense y ex guardias del centro clandestino La Escuelita.

Según cuenta Página/12, si la Cámara de Casación acepta el planteo de los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia podrían sumarse más de una docena de marinos y prefectos que actuaron en las bases de Puerto Belgrano y Baterías, a quienes el Tribunal Oral Federal también se negó a incluir en el último juicio.

Por sus edades avanzadas y el ritmo lastimoso del proceso (dos audiencias cada dos semanas), una nueva exclusión será garantía de impunidad biológica. Los otros grandes ausentes serán una vez más los partícipes civiles que aportaron al terrorismo de Estado desde el poder judicial, la iglesia católica y el diario La Nueva Provincia.

Durante los tres juicios previos en Bahía Blanca se dictaron 46 condenas y ninguna absolución, dato elocuente sobre el caudal probatorio y el riguroso trabajo de instrucción que comenzó en los ‘80 el fallecido fiscal general Hugo Cañón y continuó en la última década el equipo de la Unidad Fiscal que encabezaron Abel Córdoba, Nebbia y Palazzani.

El nuevo juicio, el más grande por crímenes de lesa humanidad celebrado hasta el momento en territorio bonaerense, abarcará privaciones ilegales de la libertad, tormentos y asesinatos contra 103 víctimas. También la sustracción del hijo de Raúl Metz y Graciela Romero, nacido durante el cautiverio de su madre en La Escuelita, que aún no conoce su identidad.

El proceso será conducido una vez más por Jorge Ferro, José Triputti y Martín Bava, jueces de Mar del Plata, Santa Rosa y Azul respectivamente, que debieron asumir como subrogantes porque los bahienses no ofrecían garantías de imparcialidad.

Varios de los imputados ya tienen condenas en Bahía Blanca, Neuquén y Buenos Aires. El de mayor jerarquía en 1976, Juan Manuel Bayón, era jefe de Operaciones del Cuerpo V. Del comando estarán su ex jefe de división Osvaldo Bernardino Páez, el ex subjefe del Departamento de Inteligencia, Walter Bartolomé Tejada, y debutará su subordinado, el ex mayor Osvaldo Lucio Sierra.

Mientras que del Destacamento 181, al que pertenecían los interrogadores de La Escuelita, volverán a sentarse en el banquillo Jorge Granada, Norberto Condal, Carlos Taffarel y Víctor Aguirre, a quienes se sumará José Enrique Del Pino, enviado a Bahía Blanca por el Batallón de Inteligencia 601, quien ya fue condenado por su actuación en el circuito Atlético-Banco-Olimpo y es juzgado en Tucumán por el Operativo Independencia.

Entre quienes ya tienen condenas estarán también el ex jefe del Batallón de Comunicaciones 181, Jorge Mansueto Swendsen, su segundo Carlos Striker, el ex miembro de esa unidad Raúl Otero y el ex jefe de Arsenales, Alejandro Lawless, el oficial de Registro y Enlace, Hugo Delmé, y los ex jefe de la cárcel de Villa Floresta, Héctor Selaya y Andrés Miraglia.

De la “Agrupación Tropa” o “Equipo de Combate contra la Subversión” estarán su ex segundo jefe Julio Guillermo González Chipont, Pedro Ángel Cáceres, Miguel Ángel Chiesa, Carlos Alberto Ferreira, Jorge Horacio Rojas, Miguel Ángel Nilos y Alberto Magno Nieva, que también era ayudante de general René Azpitarte, comandante del Cuerpo V.

Entre los ex guardias que tenían contacto directo con los secuestrados estarán Raúl Artemio Domínguez, Desiderio González, Arsenio Labayén, Gabriel Cañicul y José María Martínez. Debutarán en el banquillo el ex oficial subinspector de la División Cuatrerismo de la policía bonaerense, Gustavo Abel Boccalari, y los ex miembros del Comando Radioeléctrico y del grupo de tareas de la Unidad Regional V, Pedro José Noel y Jesús Salinas.

Como muchos secuestrados fueron trasladados de distintos puntos de la Patagonia, también serán juzgados el ex jefe de inteligencia de la VI Brigada de Infantería de Neuquén, Oscar Reinhold, el ex jefe del Destacamento de Inteligencia 181 de esa ciudad, Mario Gómez Arena, el ex jefe del Batallón de Ingenieros de Construcciones 181, Enrique Braulio Olea, el ex comisario de Cipolletti, Antonio Camarelli, el ex policía de Viedma, Osvaldo Florida, y el ex jefe de la policía neuquina, el militar Osvaldo Antonio Laurella Cripa. Por problemas de salud fueron separados del juicio el ex subteniente Julio María Santamaría, que integró el “Equipo de Combate contra la Subversión”, y el ex jefe de Personal de la brigada de Neuquén, Luis Alberto Farías Barrera.