Print this page

Policías bajo la lupa

Domingo, 02 Octubre 2016 21:00

La Sala I de la Cámara de Casación Penal anuló los sobreseimientos de veintiséis agentes de la Policía Metropolitana y de la Policía Federal implicados en el desalojo violento del Parque Indoamericano donde fueron asesinados Bernardo Salgueiro y Rosemerie Chura Puña, en diciembre de 2010, contó Página/12.

Los policías habían sido beneficiados por la Cámara del Crimen, que fue cuestionada en duros términos por los jueces de Casación por haberlos desvinculado sin prueba alguna. Advierten que si las reglas para abordar manifestaciones sociales restringen el uso de armas a las fuerzas de seguridad, no puede haber pasado como algo normal que se hayan ejecutado al menos 500 disparos durante los hechos, tal como se constató. A lo que suman que quienes tenían facultad de dar órdenes debieron poner freno a esa situación, más aún después de que se supo que había una víctima fatal.

La investigación de los sucesos de Villa Soldati estuvo a cargo del fiscal Sandro Abraldes, quien acusó a 41 policías de ambas fuerzas por los asesinatos y las heridas graves sufridas por otras cinco personas que estaban en el lugar. La jueza Mónica Berdión de Crudo confirmó las imputaciones.

Los policías de mayor jerarquía fueron procesados por homicidio culposo y el resto por homicidio en agresión, abuso de armas y lesiones. Salguiero y Chura Puña murieron en extremos opuestos del parque por el impacto de proyectiles exactamente iguales, calibre 12/70, compatibles con escopetas policiales. La pesquisa comprobó también la utilización de balas adulteradas, que parecían de goma pero tenía plomo.

En julio de 2014 la Cámara del Crimen, con la firma de los jueces Luis María Bunge Campos y Jorge Rimondi, sobreseyó y dictó falta de mérito a todos los uniformados. La Cámara de Casación les dio la razón a la fiscalía y a la querella de Wilson Fernández Prieto y dijo que la sentencia anterior estaba “mal fundada”. Les reprochó a los jueces que en vez de ocuparse de analizar los hechos se distrajeron en debates sobre la calificación jurídica. El voto de Mariano Borinsky, por ejemplo, dice, sobre el uso de cartuchos adulterados, que no se puede descartar si no fue “para garantizar la impunidad de los autores”.

Señaló, además, que hubo grupos de policías que dispararon con munición de plomo en lugares específicos donde hubo gente herida. Si no tienen ninguna responsabilidad, sugiere el juez, debería haber fundamentos.