Print this page

Pabellón VIP

Martes, 12 Abril 2016 21:00

Un extraño episodio ocurrió días atrás en la Cárcel de Bouwer, en la provincia de Córdoba, donde están alojados imputados que están siendo juzgados en los tribunales federales por crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención y torturas “La Perla” y “'La Ribera” durante la última dictadura cívico-militar. Entre ellos los represores, Guillermo Barreiro, Héctor Pedro Vergéz y el ex policía, Carlos “Tucán” Yanicelli.

En sus celdas, donde deberían estar castigados por las aberraciones cometidas, fueron sorprendidos con teléfonos celulares, módems, reproductores de MP4, botellas de vino y hasta un juguete sexual.

Así lo reveló el Ministerio de Justicia de esa provincia luego de la requisa en uno de los pabellones realizada durante la última semana por el personal del Servicio Penitenciario Provincial.

Según informaron durante el procedimiento se secuestraron, tres teléfonos celulares, seis módems, cuatro chips, dos reproductores MP4, un destornillador y un consolador.

Pero los privilegios para los detenidos que cumplen condenas por delitos de lesa humanidad no terminaron ahí, en el interior de una heladera ubicada en el pabellón y que es para uso común de los internos, se encontraron cinco botellas de vino espumante envueltas en papel de diario.

A raíz de lo encontrado en la requisa, que según se indicó fue de rutina, se dio intervención al Tribunal de Conducta Policial a los efectos de determinar si hubo complicidad por parte del personal penitenciario para facilitar el ingreso de todos los elementos hallados.