Ganó la Memoria y suspendieron la designación de Albarracín

Jueves, 28 Enero 2016 21:00

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, suspendió la designación de César Albarracín como fiscal de Casación adjunto bonaerense, ante los reiterados reclamos de organismos de Derechos Humanos.

Lo hizo ante los reclamos de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), el CELS y otras organizaciones de Derechos Humanos, el defensor de Casación Mario Coriolano, el juez Marcelo Madina, Pedro Sisti y la defensora oficial María Dolores Gómez, quienes presentaron una nota a Vidal en la que solicitaron que suspenda el nombramiento de Albarracín como fiscal frente al tribunal penal más importante de Buenos Aires.

“Por su desempeño como funcionario es que se pone en duda su idoneidad para cumplir con las funciones que el cargo de casación demanda. La gestión de Albarracín en la subsecretaría se basó en la negación de la grave situación de violaciones de los derechos humanos que sufren las personas privadas de su libertad en la provincia”, aseguró el escrito de los organismos.

Y agregó: “las pésimas condiciones de detención, la corrupción dentro de la estructura penitenciaria, la circulación de armas de fabricación casera, la violencia de los agentes penitenciarios, la tortura y la muerte han sido sistemáticamente negadas por la gestión del doctor Albarracín, que no tomó medidas efectivas para combatirlas y obstaculizó los distintos intentos de hacerlas cesar”.

Mientras concluyeron: “la reiterada negativa a dar cumplimiento a distintas órdenes judiciales, al tiempo que procedió de manera sistemática a recurrir e impugnar las decisiones de los jueces en materia de hábeas corpus colectivos por agravamiento de las condiciones de detención de las personas en ámbitos carcelarios, impidiendo que se ejecuten las medidas destinadas a hacer cesar los actos lesivos verificados por los magistrados”, concluyeron.