Apropiadores se niegan a declarar en el Juicio por el Nieto 109

Martes, 17 Noviembre 2015 21:00

Dos ex policías federales de Rosario acusados en el juicio oral por la apropiación de Pablo Germán Athanasiu Laschan, el Nieto 109 restituido por Abuelas de Plaza de Mayo, se negaron a declarar.

Se trata del comisario Juan Dib, responsabilizado como entregador del bebé entre abril y junio de 1976 y de quien era su subalterno, Enrique López, quien se desempeñó como inspector en el Servicio de Inteligencia y está acusado como apropiador junto a su esposa Carmen Saunier.

En el inicio del juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal Nº 5, se leyeron las acusaciones de la fiscalía a cargo de Pablo Parenti. “Es un caso donde está claro que los actores de la apropiación son actores del terrorismo de Estado. López y Dib fueron dos engranajes del terrorismo de Estado”, explicó Parenti.

El juicio oral que comenzó el martes, continuará el viernes próximo tras la negativa de los imputados a declarar. El debate seguirá con la declaración de Saunier y los testimonios de funcionarias del Banco Nacional de Datos Genéticos y de Claudia Carlotto, de la Comisión Nacional de Datos Genéticos, además de testigos propuestos por Dib.

Pablo nació el 29 de octubre de 1975 en la Ciudad de Buenos Aires. Sus padres, Frieda Laschan Mellado y Ángel Athanasiu Jara, eran militantes chilenos exiliados en el país. En abril de 1976, la familia fue secuestrada en el hotel donde residían. Frieda y Ángel permanecen desaparecidos desde entonces; Pablo fue apropiado por 37 años.

En 2013, Abuelas anunció su restitución pero, en abril de este año, impactó la noticia de su fallecimiento. Su voz, sin embargo, estará presente en el debate a partir de los dos testimonios que dio en el expediente y que serán incorporados por escrito en las audiencias.