Argentina Conectada

Viernes, 01 Agosto 2014 21:00

Argentina conectada por sus trabajadores

Para la sociedad, el 18 de octubre de 2010 significó el comienzo de un proyecto transformador. Ese día, la presidenta Cristina Fernández presentó el Plan Nacional de Telecomunicaciones “Argentina Conectada” y el despliegue a nivel nacional de la Televisión Digital Abierta (TDA), un extraordinario plan de inversiones públicas de alrededor de 8.000 millones de pesos, con el que el Gobierno busca expandir en cinco años la banda ancha y la TV digital a todo el país.

Sin embargo, la historia de ese plan había comenzado mucho antes. Y los telefónicos ocupan un rol fundamental.

Para FOETRA Sindicato Buenos Aires, la cuestión de la desigualdad que plantea el hecho de que prácticamente la mitad del país no cuente con comunicaciones a la altura del siglo XXI, era un tema que requería una resolución urgente.

En el año 2000, a través del decreto 764, había sido creado el Servicio Universal, un fondo por el cual el Estado podía contar con recursos para resolver esas desigualdades. Pero se hacía difícil instrumentar una política para ejecutar ese fondo.

Fue así como la conducción de FOETRA Buenos Aires llevó a Julio De Vido, Ministro de Planificación, la propuesta para comenzar a trabajar en este tema. La respuesta no pudo ser más positiva: en pocas semanas, se lanzó el Plan Nacional de Telecomunicaciones “Argentina Conectada”, un plan quinquenal integrado por políticas públicas cuya finalidad primordial es la democratización del acceso a la información y las comunicaciones. Uno de sus ejes estratégicos es la inclusión digital, a través de fuertes iniciativas que apuntan a garantizar a todos los habitantes de la República Argentina el acceso a las redes en todo el país.

La empresa estatal AR-SAT, en la que FOETRA Buenos Aires tiene una fuerte y decisiva participación, es la responsable de definir la infraestructura, y el equipamiento en materia de telecomunicaciones para abaratar el servicio de Internet de banda ancha. A poco menos de un año del lanzamiento, las perspectivas son extraordinarias. Y han surgido nuevas y más amplias posibilidades. Por ejemplo, el Gobierno habilitará espacios públicos con conectividad. Serán los Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC) y Puntos de Acceso Digital (PAD), que se construirán en conjunto con los gobiernos provinciales y municipales.

Los NAC podrán incluir distintos módulos: una Sala WiFi para que los usuarios puedan conectarse a la red con su propia computadora; una Sala de Conexión equipada con computadoras; Salas de Capacitación para el dictado de cursos, talleres y charlas; un Microcine TDA donde se podrá ver la programación de la Televisión Digital Abierta y Salas de Juego. Cada uno podrá contener uno o más módulos según de la disponibilidad del espacio físico y de la necesidad de cada comunidad.

Por otro lado, los Puntos de Acceso Digital (PAD) son espacios públicos de conectividad dispuestos en diversas localidades del país donde habrá Internet gratis. Habrá dos tipos de PAD: los Verdes, que son al aire libre, y los Puntos Azules, que son espacios comunitarios públicos cerrados como, por ejemplo, las escuelas.

En septiembre, el Plan dio un enorme paso adelante con el final de las licitaciones para la instalación de 25 mil kilómetros de fibra óptica en todo el país. Al mismo tiempo, FOETRA Buenos Aires está trabajando también en el costado social del proyecto. Es evidente que la transformación que producirá semejante red, tiene que ser acompañada por capacitación para las diferentes comunidades. Y en eso, el IDETEL también participa, generando conocimiento para todos.

Los trabajadores son una pieza imprescindible para el desarrollo de este proyecto nacional y los telefónicos en particular son quienes han acompañado, posibilitado y retroalimentado este proceso de cambio y actualización tecnológica que hoy tiene el país.

Argentina está hoy CONECTADA por sus trabajadores.