Normativa legal

Fue, durante muchos años, un objetivo, una consigna, una meta que a la que no estábamos dispuestos a renunciar. Porque la familia telefónica es una sola y debía estar unida. Y porque desde siempre supimos que el vértigo de los cambios que imponía la tecnología debía ser una razón más para unirnos y no para separarnos. Por todo eso, para FOETRA Sindicato de las Telecomunicaciones, contar en el gremio con los compañeros de la telefonía móvil era un obligación histórica, un compromiso que no podíamos dejar de asumir. Aun en los tiempos en los que las urgencias nos corrían de ese objetivo, seguimos trabajando. Y finalmente lo logramos: hoy, los compañeros trabajadores de las empresas de telefonía celular están en FOETRA, son telefónicos y desempeñan sus tareas bajo un convenio colectivo de la actividad.

Secretaría de Comunicaciones

Resolución 18.979/99 (Boletín Oficial Nº 29.189, 19/7/99)
Apruébase el “Reglamento de Calidad de servicio para el Servicio de Radiocomunicaciones Móvil Celular y para el Servicio de Telefonía Móvil”

Buenos Aires, 6/7/99

VISTO el Expediente EXP CNC Nº E.12.628/98 del registro de la COMISION NACIONAL DE COMUNICACIONES y, CONSIDERANDO:

Que el Artículo 42 de la Constitución Nacional establece que las autoridades nacionales proveerán a la protección de los derechos de los consumidores y usuarios de bienes y servicios, a la defensa de la competencia y al control de la calidad y eficiencia de los servicios públicos.
Que el Reglamento del Servicio Radiocomunicaciones Móvil Celular, aprobado mediante Resolución 498/87, fue elaborado cuando el servicio de telefonía móvil celular estaba en una etapa incipiente, lo que se revela desde la elección de los parámetros a ser medidos (relación señal a ruido y grado de servicio) hasta los valores atribuidos a ellos.

Que la telefonía celular surgió como un servicio complementario de la telefonía básica, no destinada, en principio, a un uso masivo. Sin embargo, en la actualidad, los avances tecnológicos y el desarrollo del servicio ha producido un aumento significativo en la cantidad de clientes y aplicaciones disponibles.

Que los primitivos requerimientos de calidad de servicio no se compadecen con este nuevo contexto.
Que la experiencia recogida desde la iniciación del Servicio de Radiocomunicaciones Móvil Celular y del Servicio de Telefonía Móvil indica la necesidad de actualizar los requisitos de calidad de la reglamentación vigente.

Que, en base a la experiencia recabada en los distintos países, la UNION INTERNACIONAL DE TELECOMUNICACIONES (UIT) ha establecido en la Recomendación E. 800, una clara diferenciación entre los conceptos de “calidad de servicio” y “calidad de funcionamiento de la red”, asociando al primero el grado de satisfacción percibido por el usuario y al segundo el comportamiento técnico de la red.

Que en un ambiente desregulado, y a fin de salvaguardar los derechos de los clientes, corresponde al Estado establecer requisitos de calidad de servicio que garanticen una efectiva prestación de los mismos y exigir a los operadores una permanente adecuación de sus redes de modo tal que la calidad de funcionamiento de las mismas satisfaga tales requerimientos.

Que, si bien la reglamentación del SRMC y el STM contiene requisitos básicos relativos a calidad de servicio, éstos no contemplan algunos importantes factores que contribuyen colectivamente a la calidad de servicio global en la forma percibida por los clientes, dado que tales requisitos sólo involucran algunos parámetros de calidad de funcionamiento de la red.

Que, para la elaboración del presente reglamento se ha tomado como punto de partida el concepto de Calidad de Servicio definido en la Recomendación E.800, antes citada, entendido como “el efecto global de las características de servicio que determinan el grado de satisfacción de un usuario de un servicio”. 

Que los principios y parámetros de calidad de servicio que en esa recomendación se exponen se aplican universalmente a todos los servicios con independencia de las topologías y tecnologías de los sistemas empleados para prestarlos.

Que un reglamento de calidad de servicio debe establecer un umbral de calidad mínima, tal que asegure un servicio aceptable para los usuarios, en una determinada área efectiva, y que permita a los prestadores, en un escenario de competencia, ofrecer productos con variadas relaciones de calidad/precio, de acuerdo a los requerimientos que demanden los clientes.

Que finalmente es conveniente que los procedimientos de comprobación de los parámetros de calidad de servicio sean establecidos por la Autoridad de Aplicación, teniendo en cuenta el estado del arte en materia de metodología e instrumental necesario a tal fin y estar en consonancia con la particular implementación que cada prestador haga de su infraestructura.

Que ha tomado la intervención que le compete la Gerencia de Asuntos Jurídicos y Normas Regulatorias del organismo de origen y la Dirección de Asuntos Legales de esta Secretaría. Que la presente se dicta en uso de las atribuciones emergentes del Anexo II del Decreto Nº 1620/96. 

15 de Diciembre de 2005

Renegociación de la deuda externa