25 de noviembre | Día Internacional De La Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Jueves, 25 Noviembre 2021 10:18

Los orígenes de este día se remontan a 1981, cuando militantes y activistas en favor del derecho de la mujer lanzaban sus protestas ante la violencia de género. La necesidad surge para honrar la memoria de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 por orden de su gobernante, Rafael Trujillo (1930-1961).

Actualmente, una de cada tres mujeres ha sufrido abusos a lo largo de su vida. En tiempos de crisis las cifras aumentan, como se vio durante la pandemia de COVID-19 y las recientes crisis humanitarias, conflictos y desastres climáticos.

Un nuevo informe, basado en datos de trece países desde la pandemia, recoge que desde el comienzo de la pandemia dos de cada tres mujeres padecieron alguna forma de violencia o conocían a alguna mujer que la sufría. Por desgracia, solo cuatro de cada diez dijeron que recurrirían a la policía en busca de ayuda.

Si bien la violencia de género es generalizada, esta puede y debe prevenirse. Con servicios esenciales en los sectores policial, judicial, sanitario y social y con suficiente financiación para la lucha por los derechos de las mujeres, podemos poner fin a la violencia de género.

FOETRA acompaña a cada mujer y disidencia y lucha por sus derechos.

En 2020, hemos logrado la Licencia por Violencia Doméstica para cada trabajadora telefónica, cualquiera sea su forma de contratación, independientemente de su función o jerarquía. La licencia tiene por objeto proteger el empleo de la mujer, preservar el trabajo de la persona en situación de violencia, facilitar el tiempo necesario a fin de que la compañera atienda la situación (acciones preventivas legales, judiciales, recurrir a atención psicológica, jurídica y/o la gestión que corresponda al caso) y concientizar y dar visibilidad de la problemática en el ámbito laboral.

Detener esta violencia comienza por creer en el relato de cada mujer, adoptando enfoques integrales e inclusivos que aborden las causas fundamentales, transformen las normas sociales dañinas y empoderen a las mujeres y las niñas.